Anonimo:

Anonimo:

Hare remembranza de la maravilla de vivir tres años entre paredes que rodearon un sueño y el barro en una botas de hule desgastadas que cada dia nos guiaban hasta las parcelas, cumas afiladas entre los cinchos, sombreros maltratados y manchados, una caramañola que me daba alivio al candente sol y la sed…. No es una historia falsa, es que lo vivi en carne propia, sentia como el cuerpo no queria despegarse de la cama pero el subconciente traicionaba con una FALTA GRAVE O UN DEMERITO, asi lograba llegar a campo aturdido en ocaciones aun hambriento…pero el sueño continuaba. En esas paredes estan aun tatuados los recuerdos de ASPIRANTES que un dia llegamos a ser HERMANOS unidos compartiendo el pan, la pasta dental, jabones, hasta las sabanas….y los vi llorar, caer, huir y a muchos mas levantarse como solo un AGRONOMO ENA sabe hacerlo….y en 100 dias se posaban las memorias entre lagrimas, risas y gritos de jubilo por que el sueño se habia cumplido… Esos tres años YO no los cambio por nada y sueño con el dia de volver a vivirlos…..

Deja un comentario